Guerra de plataformas: reyes y aspirantes

Los movimientos que hemos visto a lo largo del año pasado han demostrado que, quien no se adapta al mercado, se queda fuera. Actores tan importantes en otros tiempos como Symbian han visto reducida su influencia en el panorama de sistemas operativos, donde se han encumbrado como principales potencias Google y Apple. ¿Qué pasa con el resto?

La batalla en cifras

Dos compañías marcan el ritmo de la batalla: Google y Apple. Lideran con un amplio margen y si ya de por sí no es sencillo, el constante crecimiento de estas dos plataformas dificulta mucho la tarea a quienes aspiran al trono.

Según el último informe de Gartner, correspondiente al último trimestre de 2012, Android domina el 69,7% del mercado, un crecimiento en el que Samsung tiene mucho que ver. Le sigue iOS, con un 20,9%.

Del resto, sólo Microsoft ha aumentado su cuota con respecto al mismo período del año anterior. Caso excepcional es el de BlackBerry, cuyo retroceso se podría considerar un paréntesis mientras se esperaba el lanzamiento de BB10, caso similar al que experimentó años antes Microsoft en la transición de Windows Mobile a Windows Phone.

¿Conseguirá alguien hacer sombra a Google y Apple?

El reto es grande, pero hay dos candidatos que mueven sus fichas dispuestos a recuperar el terreno que Android y iOS les llevan de ventaja. Son BlackBerry y Windows Phone.

El año comenzaba con la presentación de BB10, nuevo sistema operativo con el que BlackBerry quiere volver a ocupar un lugar de honor en el ranking, tal y como sucedió en épocas pasadas. Su lavado de cara ha empezado desligándose de RIM como nombre comercial. En su apuesta van a lo seguro y parece que se podrán ejecutar apps de Android Jelly Bean en un futuro no muy lejano. Con el Z10 en el mercado, dispositivo al que algunos se refieren como la esperanza táctil de Blackberry, podremos medir la acogida que recibe de los usuarios.

Otro candidato al que habrá que seguir de cerca es el tándem que forman Nokia-Microsoft. Las cifras del último trimestre de 2012 muestran un crecimiento del 124% en la venta de terminales con Windows Phone: 4,4 millones, abanderados por el éxito de los Lumia. Son buenas noticias que indican una recuperación de la compañía finlandesa, pero que dejan en una situación muy complicada a Symbian -2,2 millones de dispositivos vendidos en el Q4-, con bastantes papeletas de desaparecer en 2013.

Por si esto fuera poco, siguen aterrizando nuevos contendientes, como Firefox OS, el sistema operativo de Mozilla, que cuenta con el apoyo de importantes compañías como Telefónica. La filosofía de web abierta y accesible para todos llega al móvil dispuesta a plantar cara al desarrollo nativo. Las expectativas son altas, sobre todo entre los seguidores de HTML5 y los desarrollos multiplataforma. Actualmente en fase de desarrollo, pero ya conocemos el aspecto de los primeros terminales, que llevan la firma de la empresa española Geeksphone.

El papel de los desarrolladores

Hay que destacar el papel que juegan los desarrolladores en esta lucha: aquellos que no consigan atraer el interés de al menos el 50% de los desarrolladores, no sobrevivirán. Básicamente, sin apps no hay gloria.

Recientemente conocíamos los resultados del informe Developer Economics, realizado por Vision Mobile. Según esta encuesta, realizada a cerca de 3.500 desarrolladores, destacan de nuevo iOS y Android como primera y segunda opción, respectivamente.

Android mete presión a iOS

Apple está obligado a presentar novedades en iOS que le permitan recuperar el terreno perdido frente a Android y por supuesto, no se puede permitir ningún titubeo.

Ellos pusieron la primera piedra y se pueden llevar el tanto como impulsores de un ecosistema que ha convertido a las apps en compañero inseparable en nuestro día a día. Sin embargo, Android, apoyado en el gran número de fabricantes que integran este sistema operativo, ha alcanzado mucha popularidad que ha obligado a remover los cimientos en Cupertino.

Durante 2012 la sensación que nos dejaron las keynotes de Apple fue de una cierta incapacidad de presentar cosas nuevas. Un posible estancamiento, como apuntan algunos expertos, que viene acompañado además, de polémicas importantes, como los fallos en los mapas -que tuvieron como consecuencia el despido de Richard Williamson, supervisor de desarrollo de software de esta herramienta-, o más recientemente, la oleada de críticas tras la actualización del iOS 6.1 por el elevado consumo de la batería.

En 2013 Apple deberá recuperar la senda de la innovación, si quiere frenar el desgaste que viene sufriendo en los últimos meses.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s