Rechazo de apps en el App Store

La semana pasada nos dejó dos titulares: la retirada del App Store de AppGratis y la eliminación masiva de cerca de 60.000 aplicaciones en Google Play. Desde hace tiempo venimos presenciando una batalla de cifras por ver cuál de las dos plataformas atrae mayor número de apps. Para que la cantidad no se imponga ante la calidad es necesario fijar unos límites. Os contamos los mecanismos de las dos principales tiendas de aplicaciones para controlar el contenido que ofrecen a sus usuarios. En esta primera parte nos centraremos en el App Store.

Apple apuesta por la revisión previa de todas las aplicaciones que los desarrolladores o publishers ponen a disposición del público. Esta política que se basa en garantizar la calidad, tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

En primer lugar, el filtro garantiza -a priori- que las aplicaciones publicadas cumplen con los requisitos de Apple. No obstante, estas revisiones no siempre se realizan con la misma exhaustividad, y de vez en cuando nos encontramos con apps cuya verdadera funcionalidad poco tiene que ver con la descripción o las capturas de pantalla.

Uno de los inconvenientes, como todos los desarrolladores sabréis, es el tiempo de espera desde que se sube la app, hasta que ésta está disponible. Según nuestra experiencia, el plazo aproximado es de unos 10 días desde la subida al App Store, y una semana en el caso de las actualizaciones. Pero Apple tiene la última palabra. Si el encargado de la revisión detecta algún aspecto de la app que requiera modificación o corrección, el proceso se alargará aún más, pudiendo llegar hasta los 2 meses. Más adelante os explicamos qué hacer en estos casos.


Las razones de rechazo más comunes


Como comentábamos antes, la razón por la que Apple impone el cumplimiento de sus Guidelines es asegurar la calidad de las aplicaciones, evitando las copias, las apps “maliciosas” o aquellas que traten de engañar a quienes las descargan.

Una cosa hay que tener clara: que te aprueben la primera versión de la app no implica que vayan a aprobar las actualizaciones posteriores. No daremos nombres, pero damos fe de ello.

Entre los motivos más habituales de rechazo se encuentran los siguientes:

  • Contenido repetido o plagiado.

  • Descripciones, keywords o capturas de pantalla que no tienen relación con el producto. Para frenar la conducta de algunos desarrolladores, Apple ha limitado la sustitución de los screenshots, pudiendo realizarse únicamente al subir una nueva versión.

  • Fallos en la aplicación.

  • Excesivo tiempo de carga de la app.

  • Incentivar a los usuarios a sobre valorar la app en las reviews.

  • Acceder a la información personal del dispositivo sin autorización previa del usuario.

  • Apps inacabadas o versiones beta. Se recomienda en estos casos no incluir textos como “próximamente”.

  • Contenido de la app sin una funcionalidad clara, como puede ser una web con forma de app, o una aplicación con fines meramente publicitarios o “marketinianos”.

  • Compras fuera del sistema de pagos del iTunes. Uno de los casos más conocidos es el de Dropbox y el pago de la suscripción fuera de la app. Otro conflicto conocido es el del Financial Times, que optaron por retirar su app, después de naufragar en su lucha por la normativa de suscripción de contenidos.

  • Apps que repliquen el uso del App Store.

Además, a partir del 1 de mayo Apple rechazará todas las apps (nuevas o actualizaciones de las ya publicadas) que no soporten Retina, no estén adaptadas al iPhone 5 y no cumplan la normativa de privacidad, accediendo al UDID.

Llama mucho la atención (y da bastante rabia, todo sea dicho) cuando las normas no se aplican con el mismo rasero. La diferencia está en pequeños matices. Apple no acepta aplicaciones que no sean de uso generalista. En base a estas Guidelines, apps que requieran un log-in o suscripción para poder acceder no estarían permitidas. Sin embargo, ahí tenemos ejemplos como Spotify. La respuesta de Apple a estos casos es que distribuyas la app “in-house” o “ad-hoc”, pero no tiene cabida en su tienda de aplicaciones.

En el caso de AppGratis que comentábamos al principio, su funcionalidad principal, es informar a los usuarios sobre apps de pago que pasan a ser gratuitas por un día. Uno de los motivos –porque ha habido varios– ha sido el incumplimiento de la regla 5.6., que prohíbe el uso de notificaciones push para mandar anuncios, promociones o marketing directo de cualquier tipo. Veremos qué sucede con apps similares, actualmente disponibles en el App Store.


¿Qué hacer en caso de rechazo?


Nuestra recomendación es revisar bien los términos de uso y las Guidelines antes de subir las aplicaciones. Lo mejor es evitar el primer rechazo.

Si el revisor de Apple encuentra algo en la app y considera que no cumple con las Guidelines y, por tanto, existen motivos de rechazo, hay dos alternativas:

La primera opción es impugnar el rechazo, a través del “App Review Board”, exponiendo los argumentos que defiendan tu app frente a la reclamación de Apple. Nosotros hemos tenido que “lidiar” recientemente con Apple para la publicación de la última actualización de AvisaMe Radares. La razón, una interpretación de la legislación nacional en materia de avisadores de radares. Nos llevó una semana, pero conseguimos que comprobaran que en nuestro país esta funcionalidad sí está permitida por ley.

Para las apps que han sido rechazadas, el tiempo puede ser un aliado. No siempre funciona, pero una opción es esperar unos meses y volver a subir la app. Al ser una valoración subjetiva, si recae en manos de un revisor de Apple diferente, puede que éste interprete el contenido de la aplicación de otra manera y dé el visto bueno.

Como decíamos al principio, el problema del ecosistema que ha creado Apple en torno a su tienda de aplicaciones, es la limitación que tienen los desarrolladores para controlar los plazos de publicación. Se contempla la fórmula del “Expedited Review”, que se puede solicitar en situaciones de emergencia, como fallos detectados en una versión de la app, para adelantarse a los movimientos de la competencia o cuando el lanzamiento de la aplicación esté ligado a un evento en concreto. No se debe abusar de este “comodín” y recomendamos guardarlo para casos de extrema necesidad. Si Apple os lo concede, el proceso de revisión se puede acortar de manera considerable, teniendo la nueva versión publicada en un plazo de 24 horas.


En todo caso, os recomendamos paciencia, porque el intercambio de correos puede ser largo, y no buscar comparaciones con otras apps parecidas que sí han pasado la criba de Apple, por muy injusto que nos parezca. Es su tienda y hay que respetar sus normas.

Anuncios

Un comentario en “Rechazo de apps en el App Store

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s