3 mitos del HTML5

No es la primera vez que tocamos este tema y no vamos a desvelar nada nuevo si os decimos que en Mobivery siempre hemos apostado por las apps nativas. A pesar de esta predilección, no hemos dejado a un lado las diferentes alternativas que se han presentado en el mercado. Entre ellas, HTML5 es probablemente la que ha adquirido mayor protagonismo y en algunos de nuestros proyectos hemos dado una oportunidad a este lenguaje de programación. Como podéis intuir por el título del post, nuestras conclusiones no dejan al HTML5 en muy buen lugar: en este post vamos a desmontar 3 mitos del HTML5.

Desmontando el mito número 1: Lo haces una vez y te vale para todo

 

Las características del HTML5 permiten dar soporte a diferentes dispositivos, independientemente de la plataforma, y los despliegues se pueden realizar en un solo paso para todas las plataformas, consiguiendo así actualizaciones de manera inmediata.

Esto sobre el papel es cierto, pero en la práctica, depende del tipo de aplicación. La experiencia de usuario no es la misma si nos referimos a iOS o Android, por mencionar las dos principales plataformas. Si queremos que la experiencia se ajuste a lo que el usuario espera de su dispositivo, necesariamente habrá que modificar el desarrollo para adaptarlo a cada plataforma. Entre otras cosas porque para determinadas vistas no quedará más remedio que meter código nativo.

Cuando te encuentras con esta situación, pierdes el único desarrollo. Lo que sea necesario modificar, se tendrá que hacer para cada plataforma. Ya no vale para todo y el proceso deja de ser tan sencillo.

Desmontando el mito número 2: El rendimiento

 

El rendimiento de HTML5 no iguala al código nativo, aunque se han hecho muchos avances. Y no somos los únicos que compartimos esta opinión. Si recordáis, Facebook y LinkedIn apostaron inicialmente por HTML5 como estándar para las versiones móviles de sus servicios, pensando que les garantizaría el rendimiento que necesitaban. Después de un tiempo y con el volumen de usuarios que accedían a través de las apps en constante crecimiento, detectaron problemas de fluidez en la carga de contenidos.

Las críticas de los usuarios motivaron la reacción de ambas compañías: rehacer las apps, pero esta vez en nativo. Dando así prioridad a la experiencia de usuario, a tener mayor control sobre los contenidos y a una mayor velocidad de respuesta a los gestos.

 

Desmontando el mito número 3: Desarrollar en HTML5 es más barato

 

Hemos dejado para el final uno de los principales argumentos en favor del HTML5 y es que su coste de desarrollo es más barato. Este argumento va ligado a la idea de que el tiempo de desarrollo en HTML5 es más corto y se presupone que, al usar el mismo código para todas las plataformas, el tiempo global es menor.

Creemos que, para que merezca la pena optar por un único desarrollo multiplataforma, tiene que ser un proyecto pequeño, como una app de noticias o un lector de entradas de blogs. En los proyectos en los que ha intervenido HTML5, algo más complejos, hemos comprobado que se hubiera tardado menos en hacer dos desarrollos nativos desde cero. Puede parecer exagerado, pero es la realidad. A medida que el proyecto avanza se pueden detectar necesidades o introducir mejoras para las que el HTML5 no tiene soporte. Entended que el entorno no está definido. Al tener que cubrir estas carencias con código nativo, la app se va convirtiendo en híbrida, perdiendo algunas de las ventajas competitivas que mencionábamos en el primer apartado.

Por otro lado, si recurrimos de nuevo al caso de Facebook y LinkedIn, su decisión errónea respecto a la estrategia de movilidad les obligó a invertir más tiempo y dinero, ya que tuvieron que rehacer las apps de nuevo.

 

Con todo esto no queremos decir que las apps nativas sean mejores como norma general. Insistimos en que lo importante es analizar de manera individual cada proyecto, valorando las funcionalidades principales y la experiencia que quieres ofrecer a tus usuarios. Estos serán los únicos criterios que podrán determinar qué opción es mejor.

Anuncios

2 comentarios en “3 mitos del HTML5

  1. Enhorabuena por el artículo. Estoy 100% de acuerdo con lo que habéis presentado y cómo lo hacéis.
    Creo que falta aclarar que muchas empresas toman la decisión de crear una app con HTML5 por los recursos de qué dispone. Es posible crear aplicaciones para dispositivos móviles evitando el coste de aprendizaje de sus empleados en lenguajes como java y objetive-C y reutilizando conocimientos de desarrollo WEB. Quizás si se tiene en cuenta este punto, podría ser más barato desarrollar en HTML5. Hay que tener en cuenta que si opta por trabajar de forma nativa hay que profundizar en dos lenguajes al menos.
    Nosotros por el momento a favor del desarrollo nativo.

  2. Muchas gracias por el comentario y por añadir la aclaración sobre el coste de aprendizaje. Con vuestro punto de vista queda más completo el artículo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s