iBeacons: La nueva revolución está cerca

Hace unos años, el NFC (Near Field Communication) se colaba en todos los artículos de tendencias. Sin embargo, el gran momento de este sistema de comunicación inalámbrica sigue sin llegar. A pesar de contar con el impulso de Google, se chocó de frente con el otro gigante de la industria, Apple, que nunca mostró gran interés. Pasado el tiempo nos hemos dado cuenta del as en la manga que Apple tenía reservado para la partida: los iBeacons.

Prácticamente pasó desapercibido en la última edición de la WWDC, la conferencia de desarrolladores de Apple que se celebró en San Francisco el pasado mes de junio. Una slide enumeraba las funcionalidades de iOS7, la nueva versión del sistema operativo móvil de la manzana, y los iBeacons aparecían por primera vez en escena. Pocas líneas se habían generado desde entonces. Hasta finales de diciembre del año pasado, cuando hemos empezado a ver el abanico de posibilidades que esta nueva tecnología ofrece en diferentes sectores.

Empecemos por lo básico. Un iBeacon (del inglés beacon: baliza) no es más que un dispositivo que emite una señal de radio empleando la tecnología Bluetooth 4.0, también conocido como Bluetooth Low Energy (BLE). Cubriendo algunas de las carencias del NFC, los beacons se presentan ahora como una alternativa real, con 4 aspectos muy característicos:

  • El beacon actúa a modo de un pequeño faro digital que puede “despertar” a otros dispositivos que estén escuchando, como smartphones o tablets. El radio de acción de un beacon es similar al de otros dispositivos bluetooth, que varía entre unos centímetros y unos 30 metros dependiendo de las condiciones. El beacon es, por lo tanto, un elemento pasivo que no envía ningún tipo de información ni transmite contenidos.
  • Para que estos dispositivos se despierten tienen que tener instalada una app que esté escuchando, reconozca la señal de ese beacon y entonces se realice algún tipo de acción en la app; por ejemplo mostrar una notificación con un mensaje.
  • Toda la “inteligencia” está en el lado de la app que reconoce al beacon, por lo tanto aquí la posibilidades son casi ilimitadas: la app puede registrar qué beacons ha detectado y en qué orden, cuánto tiempo ha estado en el alcance de cada uno, la intensidad de la señal recibida.
  • Al contrario que el NFC los iBeacons necesitan de una fuente de alimentación para funcionar. Lo más habitual es que incorporen una pequeña pila que puede durar entre unos meses y 2 años, aunque ya existen dispositivos que se pueden alimentar de forma continuada conectados a un puerto USB

Como sucede con cualquier novedad tecnológica, las beacons también despiertan cierto recelo. En este caso las dudas están relacionadas con la privacidad. Curiosamente aceptamos que una página web siga los clics de nuestro ratón y guarde los productos que hemos consultado. Sin embargo, somos más receptivos cuando se trata del móvil. La polémica con los grandes almacenes Nordstrom como protagonista, son prueba de ello. El establecimiento puso en marcha un sistema de seguimiento de sus clientes, a través de los dispositivos conectados a la wifi de la tienda. De esta manera podían analizar el comportamiento de los clientes, controlar qué secciones eran las más visitadas y qué productos llamaban más la atención. Como comentábamos en este artículo que publicamos en el blog de Mobivery, las apps sólo acceden a la información que el usuario permite, por lo tanto, a través de la wifi es imposible acceder a datos de carácter personal. Aún así, se entendió esta acción como una intromisión en la intimidad, que obligó a Nordstrom a cancelar la experiencia. El conocimiento de este caso ayudó a Apple a matizar el uso de los beacons a través de su tecnología, con un sistema de activación sencillo y que en todo momento el usuario tuviera el control sobre los datos que estaba cediendo.

El sistema de activación de los beacons es bastante sencillo. El usuario sólo tiene que descargar una app móvil, bien sea genérica o la del propio establecimiento. Esta app le pedirá dos permisos que el usuario tendrá que autorizar: activar la localización y activar el bluetooth. A partir de aquí, siempre que pase cerca de un sensor, la app instalada podrá detectar el iBeacon y actuar en consecuencia. En el caso que el usuario quiera asegurar su privacidad no tiene más que desactivar el bluetooth en su dispositivo.

Esto es la teoría. En la práctica existen varios proyectos que nos dan una visión bastante completa de su potencial, generando un nuevo paradigma de interacción entre las marcas y sus potenciales clientes, y nuevas opciones de comunicación de anunciantes, organismos o establecimientos, ya sean comerciales, de ocio o culturales. Éstas son algunas de las más relevantes, para hacernos una idea de lo que pueden ofrecer en diferentes sectores:

 

Cupones de descuento en Retail

Como en todas las experiencias en el canal móvil, la relevancia es fundamental. Hasta ahora se utilizaban las funcionalidades del smartphone para avisar a un posible cliente de las ofertas disponibles en un establecimiento cercano, a través de la posición del GPS. Los beacons permiten ahora guiar al cliente dentro del propio establecimiento. No tiene sentido enviar un cupón con una oferta a un cliente que está saliendo de la tienda. Tiene que ser en el momento oportuno, como ofrecerle información sobre un producto en oferta cuando pasa junto al expositor, la posibilidad de conocer la disponibilidad de una talla o conocer las características de los diferentes modelos disponibles. Así es como lo han aplicado Apple, en su Apple Store de Manhattan, o los grandes almacenes Macy’s en sus tiendas de San Francisco y Nueva York. Los primeros con la app oficial del Apple Store. Los segundos, con la app de Shopkick. La diferencia con el caso de Nordstrom es que el usuario sabe que está siendo “controlado”. Es más, lo acepta porque a cambio recibe ofertas especiales y, con la opción de ahorrar unos euros, la privacidad deja de preocuparnos.

 

Gamificación en un recinto ferial

Los eventos sectoriales reciben a millones de visitantes dentro de un recinto cerrado, que se exponen a un volumen de información imposible de procesar al 100%. En ocasiones, los planos donde se indica la distribución de los stands o los folletos con la programación de actividades, se quedan cortos. Los beacons llegan para cubrir estas lagunas, ofreciendo además un valor añadido. Durante el CES de Las Vegas, uno de los eventos tecnológicos de referencia que abre el calendario anual, la organización propuso una búsqueda del tesoro con el recinto como tablero de juego. Las armas que los jugadores tenían a su disposición eran la app móvil oficial y 9 sensores escondidos, y el premio, una tableta para los tres primeros que consiguieran localizar todos los puntos.

No todos los ejemplos vienen de fuera. En España los iBeacons también empiezan a despuntar. Una de las empresas que más está apostando por esta tecnología es Mobisfera, con sede en Barcelona. Con una app publicada en Google Play para detectar iBeacons (iBeacon Finder) y otros proyectos enfocados a la seguridad que se encuentran en fase embrionaria, en la próxima edición del Mobile World Congress, que acogerá la ciudad condal entre el 24 y el 27 de febrero, tienen preparada una sorpresa para los visitantes. Los pabellones de la FIRA serán el escenario de una búsqueda del tesoro con acento español y, como en el ejemplo del CES, sólo será necesario una app móvil, MWC Challenge, disponible para iPhone y Android.

Fidelizar a los aficionados en un evento deportivo

Con un ambicioso proyecto detrás, la Major League Baseball (MLB), la liga profesional de Baseball de Estados Unidos, ha puesto en marcha un piloto en el City Field de Queens, sede de los Mets de Nueva York. A través de la app móvil oficial de la MLB, los aficionados de los Mets son recibidos con un mensaje de bienvenida al acceder al estadio. Una vez dentro del recinto deportivo, la app ayuda al aficionado a localizar su asiento, sugiriendo un tour por el estadio. A lo largo del recinto los beacons ubicados estratégicamente ofrecen información sobre la historia del equipo así como vídeos exclusivos. Además del valor que el equipo está ofreciendo a sus fans, los anunciantes tienen ante sí una oportunidad clara para lograr el impacto, teniendo asegurado el engagement en un ambiente tan distendido.

Quizás la siguiente propuesta de este tipo tenga como protagonista a Coca Cola, uno de los patrocinadores oficiales del Mundial de Fútbol de Brasil, que ya está empezando a poner en marcha la maquinaria para integrar los beacons en su estrategia de Marketing de cara a la promoción del evento.

 

Visita guiada en un museo

Los museos ofrecen a sus visitantes la opción de alquilar unos auriculares donde seguir las explicaciones. Estas cintas pregrabadas, tienen la limitación de desconocer dónde se encuentra el visitante, pudiendo crear confusión sobre lo que se narra y lo que se está viendo en ese momento. El Museo Rubens de Amberes ha confiado en los iBeacons para ofrecer una experiencia diferente a las personas que acuden a la pinacoteca. Gracias a los beacons ubicados en las diferentes salas o directamente junto a las obras de arte, los visitantes pueden interactuar con el propio edificio, conociendo más detalles sobre su historia o las actuaciones de ampliación que haya sufrido, y, por supuesto, con los cuadros. Visitando la exposición siguiendo un recorrido temático, particularidades de la vida de los artistas que tienen su reflejo en la técnica, los trabajos de restauración de las pinturas, etc.

Apple iBeacon technology applied to classical art in Antwerp Museum from ProphetsAgency on Vimeo.

Con los iBeacons se ha conseguido romper la barrera que impedía ubicar a una persona dentro de un edificio. Sus usos, como se puede ver no se limitan a ofertas comerciales, pudiendo ofrecer información de utilidad en estaciones de tren, autobús y aeropuertos, relacionada con horarios, retrasos, andenes o puertas de embarque; ser una alternativa a las guías de viajes para que el turista no se pierda ningún rincón con encanto; o facilitar la gestión de entradas y salidas de los empleados en una empresa.

_____________________

Fuente original: CatEconómica

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s